Qué es el BLW?

Baby-Led Weaning, que se traduce como "alimentación complementaria dirigida por el bebé", es un enfoque en el que se permite al bebé autoalimentarse con alimentos sólidos en lugar de ser alimentado con purés y papillas. A partir de los seis meses, los bebés son capaces de tomar trozos de comida con sus manos y llevarlos a la boca, explorando así diferentes sabores y texturas a su propio ritmo.

Beneficios del BLW

  1. Desarrollo de habilidades motoras: Al permitir que el bebé tome la comida con sus manos, el BLW fomenta el desarrollo de la coordinación mano-ojo y la motricidad fina.

  2. Promoción de una relación saludable con la comida: Los bebés aprenden a reconocer sus señales de hambre y saciedad, lo que puede prevenir problemas alimentarios en el futuro.

  3. Exposición a una variedad de alimentos: Al ofrecer alimentos de diferentes tipos y texturas desde el principio, los bebés pueden desarrollar un paladar más amplio y una mayor aceptación de alimentos variados.

  4. Facilita la integración en las comidas familiares: El BLW permite que el bebé participe en las comidas familiares desde el principio, fomentando la socialización y los hábitos alimentarios saludables.                                                                

¿Cómo empezar con el BLW?

Para iniciar con el BLW, es fundamental esperar a que el bebé cumpla los seis meses y muestre signos de estar listo para los sólidos, como poder sentarse sin ayuda y mostrar interés por la comida. Aquí hay algunos pasos y consejos para empezar:

  1. Ofrece alimentos seguros y adecuados: Los primeros alimentos deben ser blandos y fáciles de agarrar, como trozos de frutas blandas (plátano, aguacate) y verduras cocidas (zanahorias, brócoli). Evita alimentos duros, pequeños o que puedan causar asfixia, como nueces enteras y uvas sin cortar.

  2. Supervisa siempre las comidas: Es crucial que un adulto supervise al bebé en todo momento mientras come para prevenir el riesgo de asfixia.

  3. Permite la exploración: Deja que el bebé juegue con la comida y explore diferentes texturas y sabores sin presiones. La alimentación con BLW puede ser desordenada, pero es una parte importante del aprendizaje.

  4. Ofrece una variedad de alimentos: Introduce lentamente nuevos alimentos y texturas para asegurarte de que el bebé tenga una dieta equilibrada y nutritiva.

  5. No te preocupes por la cantidad: Al principio, la cantidad de comida que ingiere el bebé puede ser pequeña, ya que aún obtienen la mayoría de sus nutrientes de la leche materna o fórmula.

Preocupaciones comunes y cómo abordarlas

  1. Riesgo de asfixia: Es la preocupación más común, pero con la supervisión adecuada y ofreciendo alimentos apropiados, el riesgo puede minimizarse. Cortar los alimentos en formas adecuadas y evitar alimentos peligrosos es clave.

  2. Nutrición balanceada: Asegúrate de ofrecer una variedad de alimentos ricos en hierro, proteínas y otros nutrientes esenciales. Consulta con un pediatra o nutricionista si tienes dudas sobre la dieta de tu bebé.

  3. Ensuciarse: El desorden es parte del proceso de aprendizaje. Utiliza baberos grandes y prepara un espacio fácil de limpiar para las comidas.

Conclusión

El Baby-Led Weaning ofrece una alternativa natural y beneficiosa a los métodos tradicionales de alimentación complementaria. Fomenta la autonomía del bebé, el desarrollo de habilidades motoras y una relación saludable con la comida. Como cualquier método de alimentación, es importante hacer una investigación adecuada y consultar con profesionales de la salud para asegurar que sea seguro y adecuado para tu bebé. Al adoptar el BLW, estarás apoyando el crecimiento y desarrollo saludable de tu hijo, mientras compartes con él la alegría de descubrir nuevos alimentos.